viernes, 14 de junio de 2024

Entre los cerezos

 


En junio, los cerezos están en plena madurez. Orean sus hojas, de un verde intenso, con la suave brisa del amanecer y alargan sus ramas hasta el infinito tratando de alcanzar los primeros rayos de un sol aún niño. En esa hora primera, todo el valle es un aquelarre de verdes fantasmas de  esqueléticos brazos que pugnan por la vida. Y, entre ese verdor tupido e intenso, colgadas de finos peciolos inquietos, como columpiándose cual niñas traviesas, asoman sus caritas rojas de doncellas tímidas, ellas, las cerezas.

En pequeños grupos o solas, rompen con su grito grana y bermellón, con su redondez de jóvenes frutas traviesas, la monotonía del salvaje verdor de las copas. Desde lo alto de las sierras que abrigan el valle, el espectáculo está garantizado. Cientos de cerezos de verdes melenas salpicadas de motitas rojas cual rubíes de fuego, cubren las laderas para asombro y gozo de los visitantes.

Al fondo, deslizándose a lo largo del valle cual plácido ofidio de camisa azul, el Jerte sonríe satisfecho lanzando reflejos de estelares brillos a los cuatro vientos. Como cualquier padre, se siente orgulloso y un tanto abrumado por tanta belleza.

Al menos, una vez al año, regreso a este valle a disfrutar de su belleza, pero también en busca de un sueño antiguo.

(Te fuiste una tarde como esta de junio de este valle nuestro. Yo vuelvo a su abrigo cada primavera: Te sigo buscando entre los cerezos”)

 

12 comentarios:

  1. Preciosas imagenes creaste en i mente,gracias por compartir.Te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Menta, por pasarte por aquí (precioso nombre).
      Abrazo.

      Eliminar
  2. No sé si te he comentado aquí o en el otro blog.
    O se ha ido al spam...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se ha ido al spam, es que el tema lo tengo editado en los dos blogs y ya me comentaste en el otro. Gracias por partida doble. :)
      Saludos

      Eliminar
  3. Las cerezas... creo que son los más bonitos de todos los frutos.
    Qué bonita prosa, Joaquín. Es especial. La has escrito con amor, sin duda.
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Joaquín, hermosa prosa, un placer leerte.
    Cariños y besos, que tengas un hermosa día

    ResponderEliminar
  5. Gostei de descobrir esta bela prosa.

    ( E adoro cerejas )


    Saludos.

    ResponderEliminar